Cómo limpiar la mampara de la ducha

¿Cómo limpiar la mampara de la ducha?

Las mamparas son elementos cada vez más utilizados, debido a su comodidad y funcionalidad. Se pueden usar con plato de ducha o, también, con bañera. Sin embargo, pueden llegar a ser foco de suciedad si no se sabe cómo limpiar. Además, al ser un lugar en donde sale agua permanentemente puede haber moho a causa de la humedad.

En este artículo podrás ver algunos trucos que te ayudarán a tener tu baño lo más limpio posible sin hacer mucho trabajo. Es conveniente destacar que, para evitar la acumulación de suciedad y el moho lo más eficaz es limpiar constantemente la mampara.

Técnicas y trucos para limpiar la mampara del baño

Las mamparas de ducha son fantásticas porque no quitan espacio y evitan que el agua se salga y moje el suelo. Aunque, se suele ensuciar muy seguido por el jabón, gel o cualquier producto que se utilice. También, otra causa de esta suciedad puede ser la cal, responsable de las marcas blanquecinas que aparecen en las paredes o en la misma mampara.

Hay muchas técnicas o métodos para limpiar una mampara junto con el plato de ducha o bañera. A continuación, podrás ver los principales trucos que te permitirán limpiar tu mampara de baño sin tener que esforzarte tanto y con productos caseros.

Prevención

Si quieres evitar que tu mampara de baño acumule suciedad, lo más eficaz que existe es realizar una acción sencilla de forma constante. Esta acción consiste en, tras cada uso, pasar una espátula limpiacristales por la superficie para arrastrar el agua y los restos de jabón, de forma que no se sequen sobre la mampara. Realizando este gesto cada vez que uses la mampara, podrás disminuir la cal y la suciedad en general.

Usar vinagre blanco y bicarbonato

Es uno de los productos caseros más efectivos que hay a la hora de limpiar mamparas de ducha. Puedes hacerlo tú mismo utilizando vinagre blanco y bicarbonato, este último es muy eficaz para limpiar manchas de cal.

Para realizar la limpieza, solamente tienes que mezclar ambos productos, aplicarlo sobre el vidrio de la mampara y dejarlo actuar por 15 minutos. Luego, tienes que pasar un paño humedecido en cal y agua.

Utilizar agua y vinagre

Esta técnica consiste en combinar agua y cal en la misma cantidad y empapar una esponja sobre la mezcla. Después, debes frotar la superficie de la mampara con movimientos circulares y enjuagar con agua limpia. Este truco es muy resistente para cualquier mancha de jabón o cal que haya en la mampara.

Hacer brillar la mampara

Una vez que hayas limpiado la mampara y el vidrio esté transparente, puedes hacerla brillar más si utilizas este método. Cuando la termines de limpiar pasa un paño humedecido con zumo de limón.

Limpieza a prueba de todo

Si las manchas de cal no se van después de haber limpiado con el vinagre, prueba mezclando vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Luego, coloca la mezcla sobre el vidrio o los rieles de las mamparas correderas y deja que actúe por 20 minutos.

Método eficiente para sacar la cal de la mampara

Todas las técnicas que incluyan vinagre son eficientes, ya que este es un potente antical y funciona como desinfectante. Sin embargo, también hay otros productos eficaces para limpiar mamparas. Uno de estos es utilizando amoniaco líquido o líquido amoniacal.

Para llevar a cabo esta técnica tienes que mezclar 1 litro de agua caliente y 20 ml de amoniaco líquido. Luego, pulveriza el exterior y el interior de la mampara, y deja que actúe entre 5 a 10 minutos. Finalmente, frota de arriba hacia abajo con un paño o bayeta humedecida en agua. No sólo es ideal para manchas de cal, sino que también funciona perfectamente para eliminar el moho.

Cómo limpiar la mampara de la ducha

¿Cómo limpiar una mampara de plástico?

La limpieza de las mamparas de plástico difiere mucho de las de vidrio o cristal, ya que son más propicias a ensuciarse. El método más eficaz para limpiar estas mamparas es mezclando agua, amoniaco y alcohol. Luego de realizar la combinación, debes ponerlos en un spray para rociar toda la superficie y, también, los carriles superiores e inferiores de la mampara.

Para finalizar, pasa un paño húmedo que te posibilite retirar los restos y, por último, pasa un paño seco y suave. Debes hacer exactamente lo mismo con la silicona de los carriles para evitar la aparición de hongos. No te olvides de usar guantes y mascarilla cuando apliques la mezcla para evitar potenciales reacciones.

Consejos para tener limpia la mampara de baño

Para evitar llegar a las manchas producidas por la cal o el agua, siempre es una buena idea tomar las medidas adecuadas para la prevención. Una de estas medidas es pasar un paño o, en el mejor de los casos, una espátula de goma para limpiar las gotas de agua que hayan quedado después de cada ducha.

También, es recomendable que, a la hora de elegir una mampara de ducha, escojas una que cuente con la mayor movilidad posible. Las mamparas de puertas correderas brindan una solución práctica, ya que te permiten llegar a todos los rincones de forma fácil.

Por otro lado, es fundamental que ventiles bien el baño. Cuando termines de darte una ducha abre las ventanas para que corra el aire. Esto hará que se acumule la humedad, que es una fuente de gérmenes y, además, origina el moho.

¿Qué tipo de mampara elegir?

Si todavía no tienes una mampara en tu baño, pero estás buscando colocar una, lo mejor sería que analices cada tipo para no tener problemas con su limpieza. Es recomendable escoger una mampara de cristal o vidrio templado, ya que es un material mucho más resistente que otros.

Además, algunos de estos vidrios templados incluyen un tratamiento antical y antimanchas que colaboran con la limpieza. Por lo tanto, las mamparas de este tipo de material estarán transparentes por más tiempo, favoreciendo la limpieza al tener una superficie que evita que se queden manchas y suciedad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *